Cierre de fiestas con Cerol en el dia del Alardo o “els Trons”Imagen Destilerias Sinc

Cierre de fiestas con Cerol en el dia del Alardo o “els Trons”

Y concluye la trilogía festera con el día del Alardo o dia dels Trons. Un evento muy esperado por muchos festeros. Olor a pólvora y ruido de arcabuces: la combinación perfecta para cerrar estos días de fiestas con el genuino aperitivo de Café Cerol

Este dia empieza con un acontecimiento singular a las 8 de la mañana: el contrabando. Realizado entre les Filaes Andaluces y Labradores, este entretenido cara a cara en el Castillo saca las sonrisas y carcajadas de los asistentes. Un suceso matutino acompañado de nuestros licores tradicionales y de Cerol.

 

Después empieza el Alardo con la estafeta y embajada mora. A las 10 horas el Estafeta (jinete moro) intima la rendición del Castillo, y ante la negativa regresará en veloz carrera por la calle San Nicolás. Un momento emotivo pues el jinete realiza la vuelta cuesta arriba con los brazos abiertos al galope por toda la calle sin coger los arneses. Rasgado el pergamino se concede la EMBAJADA y es el Embajador Moro quien pretende rendir el Castillo con su altivo parlamento. Un cruce de palabras donde ambos cruzan unas palabras que terminan con la declaración de guerra.

 

Es a partir de ahí donde viene la batalla de arcabucería o alardo que termina con la victoria, asalto y toma de la fortaleza por parte del bando moro, después del espectacular Encaro de Capitanes y Alféreces. Sobre las 11 horas salen del Castillo el Capitán y el Alférez Cristiano seguidos de sus huestes para encontrar a las huestes moras.

 

El Capitán y Alférez Cristianos retroceden, entrando en la Plaza alternativamente las Filaes que les acompañan. Los Capitanes se situarán junto al Ayuntamiento y los Alféreces junto a la Sociedad Círculo Católico de Obreros. La guerrilla en la Plaza la harán los cristianos retrocediendo, de espaldas al Castillo y los moros avanzando de cara al mismo. Al final tiene lugar la lucha con arma blanca en la Plaza y el Castillo que finalmente toman los moros.

 

Es momento de tomar un descanso y realizar la comida para retomar fuerzas para la estafeta y embajada cristiana de la tarde, momento ideal para acompañar el tentempié con Cerol.

 

A las 16’30 horas se producen la Estafeta y Embajada con iguales características a la realizada por la mañana, pero con signo cristiano.

 

Terminada la Embajada, nueva batalla de arcabucería con el mismo itinerario que en la mañana, pero siendo el Capitán y el Alférez Moro los que salen del Castillo sobre las 17’30 horas. Les seguirán las mismas Filaes que en el Alardo de la mañana.

 

El Capitán y Alférez Moro, junto con sus Filaes, realizarán el encaro en el mismo lugar que en la mañana y las demás Filaes de su bando seguirán el mismo recorrido que realizó el bando cristiano. Las guerrillas de la Plaza de España las realizarán el bando moro retrocediendo y el bando cristiano avanzando. Al final tiene lugar la lucha con arma blanca y la toma del Castillo por los cristianos. El fuego de las Filaes termina sobre las 19.30 con el triunfo cristiano, arriándose la enseña mora e izando la victoriosa enseña de la Cruz.

 

Terminada ya la lucha, los Capitanes y Alféreces de ambos bandos, con sus Filaes respectivas, el Sant Jordiet, con su Filà, Mossén Torregrosa, Asamblea General de la Asociación de San Jorge y autoridades devolverán, desde la parroquia de Santa María -Placeta del Fossar- hasta la iglesia de San Jorge, la imagen del Xicotet que presidió el solemne Triduo, y ya en la iglesia se rezará en ACCIÓN DE GRACIAS por la Fiesta a punto de terminar.

 

A las 21:30h se realiza la Aparición de San Jorge, sobre las almenas del Castillo, entre el volteo de campanas, acordes del «Himne de la Festa», nubes de color y destellos de luz. El Sant Jordiet aparece a lomos de un caballo blanco lanzando flechas de plástico, donde de manera poética y sublime, simbólica y tradicional, se da por finalizada la trilogía festera en recuerdo de gratitud perenne a su Santo Patrón.

 

Y por último, para dar el cierre a estas fiestas, los conocidos como «Soparets», donde en la propia Plaza de España y calles adyacentes la gente se reune para cenar en la calle, acompañándolos con el aperitivo de Café Cerol.

Post a Comment